11 septiembre 2010

Proyección y Fantasía.


Muchas veces he pensado porque las parejas de novios siempre están riendo y viviendo el amor apasionadamente y porqué vemos una pareja de ancianos discutiendo constantemente y con poca alegria en sus vidas.
Realmente podríamos pensar que la convivencia diaria, los matrimonios de 50 años se han encargado de transformar una realidad en otra muy distinta. Muchas veces he pensado que realmente la convivencia y el tiempo enterraban esas emociones que tenemos cuando estrenamos pareja.
Sin embargo, he visto pareja de ancianos muy diferentes, parajas que conservan la dulzura, la empatia, el cariño y sentimientos muy cercanos a cuando fueron novios y esto me ha hecho reflexionar tambien.
Recientemente
he descubierto que tiene mucho que ver con la fantasia y con la proyección de tu pareja. Cuando conocemos a una persona nos imaginamos como será y como será nuestra vida junto a ella. Normalmente en las épocas de noviazgo, solemos amplificar las virtudes de nuestra pareja y a disminuir aquellas cosas que parece no nos gustan tanto. Precisamente ahí es donde pienso que está el origen de la diferencia entre unas parejas y otras. Hay parejas que conservan esa proyección desde el principio o mas bien que la proyección que hicieron fué muy acertada, sin embargo hay otras parejas que el tiempo se ha encargado de hacer añicos aquella proyección que hicieron sobre su pareja y sobre su vida en común.
Finalmente, se añade otro elemento distorsionador que es la metamorfosis que toda persona experimenta a lo largo de su vida, bien sea por la experiencia vivida o por la evolución natural que cada uno ha tenido.
Si pudieramos hacer una estadística con una población de 1000 parejas de ancianos, seguramente nos encontraríamos un porcentaje mas bien pequeño de parejas que después de 50 años conservan algo de aquel noviazgo que los unió, y es que realmente hacer una proyección semejante, de 50 años, y que además confluyan todas las variables para conservar aquel espíritu es bastante mas dificil que acertar una bonoloto. porque influyen bastantes mas variables. Por ese motivo, deberíamos trabajar constantemente por generar nuevas proyecciones positivas sobre nuestra pareja para que ese noviazgo durara toda la vida y trasladar a otro nivel aquellas amenazas y dificultades diarias que entorpecen esta labor para que de esta forma podamos llegar al final de nuestros dias con aquella sensación de cuando empezamos a vivirla. Que paseis buen fin de semana.

4 comentarios:

R. dijo...

Es muy interesante tu reflexión, yo aún no tengo experiencia suficiente en el tema de parejas, y menos en el cambio de proyecciónes que tenemos sobre la misma a lo largo de los años. Pero aún así opino que uno de los problemas relacionados con esto no tienen que ver con nuestro cónyuge o compañero, sino con nuestras propias inseguridades. Una diferencia de opiniones o carácteres distintos no nos enfrentan, lo que realmente lo hace es la manera que tenemos de defender nuestras posturas, y la persona insegura tiende a mostrar su "superioridad" hiriendo a su pareja.
Lo que realmente quiero decir es que el hombre es el único ser que tiende a complicar en vez de simplificar su existencia, si tuvésemos un poco más de seguridad en nosotros mismos y trabajásemos por las cosas en las que creemos, podríamos conservar esa ilusión que caracteriza la época de la juventud.

Nieves dijo...

Parece que cuando tenemos a la "presa" cazada nos olvidamos de lo importante que es mantener los ojos y el corazon limpios cada dia para no perdernos nada de todo lo bueno que una relación trabajada con cariño y comprensión nos puede dar.

Jose Piñeiro Cortes dijo...

Tienes razón Raquel, los problemas no te separan, te separan la falta de comunicación y nuestras propias frustraciones. A veces nuestros mapas mentales nos llevan a caminos equivocados y seguramente ese sea el origen de muchos conflictos. Gracias por tu comentario.

Jose Piñeiro Cortes dijo...

Nieves, vivir significa tirarse al barro, experimentar, no tener miedo a las experiencias disfrutar con los demás, sentir las emociones y no reprimirlas......verdaderamente mantenerse limpios, sería como mantenerse virgen para conservar el estado puro de las cosas, pero realmente habría merecido la pena vivir?. El amor debe fluir constantemente, como una fuente inagotable, si ese flujo lo artificializamos quizás pierda su pureza y su encanto. Gracias por tu comentario.