12 noviembre 2006

Paseo por Cornalvo



Esta mañana he estado en Cornalvo, con mi hijo a dar la vuelta de rigor, estaba precioso, el rocio cubria el suelo y parecia una sabana sobre la hierba.




El silencio y la tranquilidad me iban relajando a medida que andaba y el sol calentaba mis huesos poquito a poco. El camino estaba un poco embarrado dejando evidencia de las recientes lluvias. El agua estaba tranquila y reflejaba el verdor de los arboles. En la cola del embalse un grupo de ocas reposaban tranquilamente sobre el agua y contemplaban el espectaculo de la naturaleza, todos juntos arropandose y acompañandose unos a otros como si fuera una reunión de amgos.



A medida que ibamos caminando oiamos un ligero ladrar de perros, el balar de las ovejas, trinar los pajaro, algún ciclista paseando, otro cogiendo setas y nosotros poco a poco avanzando hasta la presa. El fresquito de la mañana nos acompañaba y refrigeraba nuestros cuerpos un poco acalorados por la caminata. En fin......la vida es maravillosa y nos ofrece todos los dias un espectaculo único e irrepetible, me ha encantado el paseo.

Aqui os dejo unas fotillos que he tomado. Besitos

3 comentarios:

MAYTE dijo...

Que bonito Pepe, que bien has descrito tu paseo por Cornalvo..
la verdad es que a veces nos empeñamos en irnos lejos de nuestra ciudad para ver cosas.. pero ya ves aqui al ladito de casa tenemos un lugar precioso en el que poder pasear y disfrutar de nuestra naturaleza..sin duda es un lugar precioso, yo tambien tengo algunas fotos de hace algunos años hechas alli.. pero tengo unas pintas. je,je.
igual algun dia las pongo en mi blog...
un besito.

Jose Piñeiro Cortes dijo...

Pues nada si quieres renovar las fotos un domingo de estos damos un paseo con los niños que lo pasan muy bien, asi que a animarse que hay que andar. Gracias por tu comentario

Evla dijo...

Cornalvo tiene algo muy especial para mí, porque cuando voy, parece que me transporta a otro lugar, o a otro tiempo. Es relajante y precioso, y hace tiempo que no voy, a ver si Grego y yo nos animamos a dar un voltio por allí un fin de semana de éstos. Gracias por darme la idea, Pepe.